Todo lo que debes saber para viajar con tu mascota.

¿Te vas de vacaciones este verano? ¿Quieres que tu mascota te acompañe? Si la respuesta es sí, este blog te ayudará a saber todo lo que necesitas preparar para viajar con tu peludo.

A continuación, te damos algunos consejos imprescindibles que debes de considerar antes de salir de casa:

1. Elige correctamente el transportín:
Si vas a usar transportín para tu gato o perro asegúrate de medir correctamente a tu mascota para que el transportín elegido sea el más adecuado y vaya seguro durante el trayecto de viaje. Además, deberás asegurar el transportín o atarlo por si se mueve no dañar a tu mascota, pon en su interior algún juguete para que vaya distraído.

Si tu mascota no está acostumbrada a estar encerrada, puedes optar por arnés y sujetarlo al cinturón de seguridad de tu coche.

En nuestra web tenemos varios modelos, entra y elige el que más se adapte a sus necesidades.

 

2. Ten todas las vacunas y antiparasitarios puestos al día:
Tu mascota necesita que antes de viajar tenga las vacunas y los antiparasitarios puestos al día:
– Certificado de vacuna contra la rabia
– Antiparasitario
– Certificado de salud (llévalo contigo)
Visita a tu veterinario antes del viaje para que te aconseje sobre alguna necesidad más concreta además de para un chequeo general, asegurándote así que te vas con tu mascota en buen estado de salud.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

3. Infórmate sobre el destino al que viajas.
Debes saber si tu destino tiene alguna medida preventiva distinta a las que existen en tu lugar de residencia. En algunas comunidades como Cataluña, Galicia y País Vasco no es obligatoria la vacuna de la rabia.
También sería bueno que supieras si en el lugar al que viajas existen algunos parásitos como mosquitos que transmiten enfermedades.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

4. Complementos para el viaje.
Llévate algún set de comedero y bebedero de viaje para poder satisfacer sus necesidades en cualquier momento haciendo alguna parada en el trayecto, así tu peludo se sentirá mejor.

Y por supuesto, ¡No olvides su pienso! Ya que, si el lugar al que viajas no tiene el que tu peludo consume a diario, el cambio de alimentación repentino puede ocasionarle diarrea.