Consejos para una buena salud dental de nuestros perros

Como sabemos, los perros necesitan de numerosos cuidados. Nos esforzamos porque tengan una higiene corporal adecuada, una buena alimentación y paseos diarios. Pero no son esas las únicas necesidades que tienen nuestros amigos. La higiene dental es uno de los eternos olvidados en cuanto al cuidado canino, pese a ser de suma importancia.

Hay un alto porcentaje de perros que tiene problemas dentales pasados los 3 años de edad. Si no cuidamos la boca de nuestras mascotas, hay una serie de síntomas y enfermedades que pueden aparecer:

  • Sarro: El sarro es el primer síntoma que aparece en una boca que no está siendo cuidada adecuadamente. Se trata de una acumulación de sales, restos de comida y bacterias. Debido a esto, se forma en los dientes una placa dura y amarillenta, que es colonizada por estas bacterias. Cuando la acumulación de sarro es grande, a veces es necesario una limpieza dental. Para las limpiezas dentales profundas hay que anestesiar al animal.
  • Halitosis: La halitosis, también conocida como mal aliento es otro de los síntomas que se presentan en perros con una higiene bucal deficiente o enfermedades periodontales derivadas de ello.
  • Gingivitis: Cuando no se trata la acumulación de sarro en la boca, puede dar lugar a gingivitis. La gingivitis es una inflamación de las encías que causa gran molestia y dolor en nuestras mascotas. Estas molestias pueden hacer que los perros dejen incluso de comer
  • Periodontitis: Si no tratamos la gingivitis, esta puede evolucionar a una periodontitis. La inflamación afecta a la corona del diente o incluso a la raíz. Esta inflamación provoca la caída de piezas dentales, pérdidas irreparables en la boca de los perros.

Lo más importante en cuanto a las enfermedades dentales en los perros es la prevención de éstas. A continuación, os damos una serie de consejos para poder prevenir los problemas antes mencionados:

  • Acostumbrar al cachorro a la manipulación de la boca: para prevenir los problemas dentales, es importante cepillar los dientes de nuestros perros semanalmente. Si acostumbramos a nuestros cachorros al cepillado, no tendremos dificultades a la hora de realizarlo. Existen cepillos de dientes y pastas dentífricas específicas para perros que nos facilitaran la labor.
  • Dar una alimentación adecuada: El pienso seco es lo más adecuado para la salud dental de nuestra mascota. Las croquetas de pienso están duras, y al masticarlas ejercen un frotamiento contra los dientes que ayudan a prevenir el sarro y la placa bacteriana. Las comidas húmedas, y la comida casera favorece la acumulación de sarro.
  • Snacks específicos contra el sarro dental: Hay numerosos productos que nos ayudan a mantener la higiene en la boca de nuestros perros. Existen snack que impiden la acumulación de sarro.

También existen productos líquidos como el Dentican, o en polvo como el Plaqueoff, que ayudan a combatir el mal aliento y minimizan los depósitos de sarro en los dientes.

  • Juguetes seguros para masticar: Otra alternativa para la prevención del sarro son los huesos grandes y juguetes para masticar. Nuestros perros se entretendrán con ellos, y además se favorece la masticación y se minimiza el acúmulo de sarro.

No todos los huesos son válidos. Lo mejor es preguntar al veterinario que huesos son recomendables y cuales no para nuestras mascotas. Los huesos pequeños o que se puedan astillar son muy peligrosos e incluso pueden llegar a ser mortales.

Siguiendo esta serie de consejos, nuestro mejor amigo podrá tener una dentadura en perfectas condiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *