Rascadores para gato. ¡La mejor solución para afilar sus uñas!

Afilarse las uñas es para todos los gatos lo que comer, beber o andar es para nosotros. Es una necesidad e instinto básico de estos pequeños animales que tanto nos gustan.

Existen distintos motivos por lo que los gatos afilan las uñas. Entre ellos podemos destacar:

  • El cuidado de las uñas. Cuando el gato araña, se libera de las capas muertas de las uñas y las afila.
  • Comunicación y territorio. Para los gatos, arañar es un método de marcaje. Al arañar las zonas dejan huellas visuales y olorosas que indican a otros animales cuál es su territorio. Normalmente, si un gato empieza a rascar en un lugar, volverá a hacerlo en el mismo.
  • Relajación y juego. Algunos estudios de felinos han demostrado que a veces el rascado se hace para estirarse y liberar tensiones.

Tengan o no lugares apropiados para arañar y rascar con las uñas, los gatos lo van a hacer, ya que es un comportamiento innato. Los que puedan tener acceso al exterior lo harán en árboles. Y los que vivan en interior lo harán en muebles y sofás, nos guste o no.

Para remediar esto, lo mejor es poner al alcance de nuestro gatito una superficie donde pueda afilar sus uñas, tal como un rascador. Lo mejor es tener el rascador en casa antes de que llegue el felino, así evitaremos en la medida de lo posible que tome otros lugares para arañar.

Hay muchos tipos de rascadores distintos. A continuación os mostramos las distintas posibilidades que se pueden encontrar:

 

 

Rascadores de cartón: Los más económicos sin lugar a duda.

Los hay de diferentes formas, y aunque se desgastan con más facilidad pueden ayudarte a que tu pequeño amigo no afile las uñas donde no debe.

 

 

 

 

 

Rascadores verticales: esta sería la mejor opción si no disponemos de espacio en casa.

Existen muchas variedades de tablas rascadoras, que se pueden colgar en cualquier superficie.

Se pueden utilizar tanto vertical como horizontalmente.

 

 

 

 

 

 

Rascadores para esquinas: Estos rascadores pueden adaptarse a esquinas, ya sean de muebles, paredes o sofás.

Pueden ser una buena opción si tu gato acostumbra a arañar en una esquina concretas de casa.

 

 

 

 

 

 

Rascadores Poste: Este tipo de rascador es uno de los más sencillos.

Suelen tener una base y un poste, que puede ser de distintas medidas.

 

 

 

 

 

 

Rascadores árbol: Estos son los rascadores de mayor tamaño.

Suelen tener varios pisos, túneles, casitas y camas y plataformas para que nuestros amigos disfruten.

Si tienes más de un gato estos suelen ser los rascadores de elección, ya que pueden utilizarlos para rascar sus uñas y jugar al mismo tiempo.

 

 

 

 

Otra cosa a tener en cuenta a la hora de escoger nuestros rascadores, es adecuarlos a la edad y capacidades de nuestros felinos. Los gatitos pequeños tendrán mucha más agilidad y podrán utilizar  sin problemas cualquier tipo de rascador, mientras que un gato adulto o mayor le será más cómodo utilizar rascadores horizontales para no tener que cargar el peso en sus articulaciones traseras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *